Los mejores tips para unas vacaciones con niños

Ya tienes casi todo listo para unas vacaciones familiares y quieres que todo vaya de maravilla. ¡Podemos ayudarte! Aquí, te mencionamos algunos muy buenos tips que incluyen desde cosas que debes de tener en cuenta al escoger tu renta vacacional hasta consejos para antes de salir de casa. Estamos seguros de que si sigues estas recomendaciones disfrutarás al máximo ese viaje en familia y podrán convivir, reconectar, relajarse y tomarse un merecido descanso de la rutina cotidiana.

Busca una renta vacacional con servicios para niños

Cuando hagas tu búsqueda, trata de encontrar una casa ideal para los niños, ya que aquí es donde pasarán gran parte de sus vacaciones. Considera que, si tus hijos están entretenidos, tú podrás relajarte y descansar. Al escoger la propiedad, puedes usar los filtros de Vrbo. Los más populares en estos casos serían: Se admiten niños, Propiedades ideales para familias y Alberca (¿hay algo que les guste a los niños más que la diversión acuática?). Sin embargo, puedes buscar muchas otras opciones, por ejemplo, hay casas con salas de cine, departamentos con parques infantiles y áreas para niños, patios con juegos y cuartos decorados y amueblados especialmente para ellos. ¡Seguro encontrarás alternativas fascinantes!

Haz una lista de súper con anticipación

Prepárate con tiempo para asegurarte de tener todo lo que necesitas. Puedes hacer la lista uno o dos días antes de tu viaje para llegar con una idea clara de lo que vas a comprar. Cuando viajamos en familia y nos quedamos en una renta vacacional, la comida es muy importante. Asegúrate de tener suficientes snacks y bebidas en el refrigerador. Además, comer en casa les ahorrará dinero que podrán usar en actividades en el destino. Tip de profesional: muchos destinos cuentan con servicio de entrega de súper. Investiga con anticipación y quizás puedas programarte para que, cuando llegues, ¡ya tengas todo listo!

Habla con tus hijos sobre las reglas de la casa

Los anfitriones de casas vacacionales cuentan con reglas para su casa. Pueden ser muy básicas, como cuándo y dónde tirar la basura o sobre el procedimiento de entrada y salida de la casa, o cosas más específicas. Por ejemplo, si es una casa en la playa, quizá te pidan que se enjuaguen toda la arena antes de entrar a la casa. Para evitar tener problemas con los anfitriones y tener la oportunidad de volver (además de recibir una buena evaluación como huésped), es importante que todos sigan estas reglas, y eso también incluye a los pequeñines, así que asegúrate de informarlos.

Involucra a los niños en la cocina

Deja que tus hijos den rienda suelta a su creatividad con una noche de pizzas, tacos, hot dogs o lo que se te ocurra. Una actividad divertida para hacer en casa es cocinar todos juntos. Es muy sencillo y económico y toda la familia lo disfrutará mucho. Si su hospedaje o el destino se prestan para hacerlo, lleven la actividad al aire libre y disfruten un día en la naturaleza con una parrillada o carne asada. Asígnales tareas sencillas y divertidas a los niños, ¡seguro lo disfrutarán muchísimo!

Antes de dejar la casa, lava toda la ropa

Una de las grandes ventajas de hospedarte en una casa en lugar de un hotel es que la mayoría cuenta con lavadora y secadora. ¡Asegúrate de tomarlo en cuenta cuando elijas la tuya! Seguro tendrás tiempo durante tu viaje para lavar algo de ropa y llevártela limpia de regreso. Te dará una gran sensación de satisfacción llegar a tu casa a abrir las maletas y acomodar toda la ropa, en lugar de preocuparte por lavarla cuando llegues.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad. Aunque requieren de energía y planeación, unas vacaciones con niños pueden ser súper divertidas. Antes que nada, recuerda disfrutar el momento y crear muchos recuerdos juntos. ¡Feliz viaje!