Echa un vistazo a los 7000 alquileres vacacionales de particulares en Pirineos españoles, ES ideales para tu viaje. No importa si viajas con amigos, familiares o hasta con mascotas, las casas de vacaciones de Vrbo disponen de servicios como piscina o jardín de los que podrás disfrutar con quien tú quieras. Los precios son a partir de € 56 por noche y hay opciones muy populares para quedarse en Pirineos españoles, como casas rurales o casas. Independientemente de lo que necesites, lo encontrarás aquí.
AsyncDestinationUrgency
AsyncDestinationInfographic
AsyncDestinationInfographic
AsyncDestinationInfographic
AsyncDestinationInfographic
AsyncExploreBookEnjoy
AsyncExploreBookEnjoy
AsyncExploreBookEnjoy
Guía del destino

Descubre tu alquiler vacacional perfecto en los Pirineos

Los Pirineos, esa majestuosa frontera natural entre España y Francia. Seguro que has oído hablar muchísimo de ellos, pero ¿los has visitado alguna vez? Pues tenemos más de 4900 casas rurales en los Pirineos para que puedas disfrutar de la naturaleza con mayúsculas. ¿Te animas?

Historia

Breve historia de los Pirineos

Al ser un punto de paso entre España y Francia, en los Pirineos se han vivido importantes episodios históricos, la gran mayoría de ellos bélicos, para qué te vamos a engañar. Testigo mudo de este pasado es, por ejemplo, la ciudadela de Jaca, una fortificación de finales del siglo XVI construida durante el reinado de Felipe II. ¿El objetivo? Proteger la frontera aragonesa con Francia. Se encuentra en perfecto estado de conservación y podrás admirar todos sus elementos. Más antiguo aún, y sin tener nada que ver con la guerra, es el conjunto histórico-artístico de San Juan de la Peña: destacan el monasterio viejo, toda una joya del medievo, así como los numerosos edificios y templos románicos. Si te quedas con ganas de más, visita alguno de los muchos museos de los Pirineos: del cemento, de la sal, del campesinado… ¡Los hay para todos los gustos!

Qué hacer

¿Qué ver en los Pirineos?

Es difícil recomendarte qué ver en los Pirineos, pues, te dirijas adonde te dirijas, siempre encontrarás pueblecitos con encanto y atractivos naturales que parecen de otro mundo. Sin embargo, vamos a intentar iluminarte un poco: puedes hacer una ruta por el Canigó, un macizo montañoso de 2784 metros de elevación, y pararte a descansar en la abadía de San Martín, cuyo estilo románico del siglo XI te cautivará. Aunque, para cautivador, el palacio-fortaleza de los Reyes de Mallorca, uno de los monumentos más importantes de Perpiñán. Pero si durante tu visita a los Pirineos prefieres centrarte en los atractivos naturales, apunta: recorre las gargantas de Galamus, un paso natural de montaña de dos kilómetros con el río Agly de fondo, o acércate hasta el lago de la Bollosa. Esta masa de agua de 149 hectáreas es todo un espectáculo para la vista cuando se congela en invierno y, en verano, ofrece la posibilidad de hacer rutas de diferentes niveles de dificultad. Por último, no podíamos no mencionar la selva de Irati, entre el norte de Navarra y los Pirineos Atlánticos. Este lugar, que destila magia y misterio, es uno de los bosques de hayas y abetos más grandes de toda Europa. ¿Cómo resistirse?

Restaurantes y bares

Los mejores restaurantes de los Pirineos

Si algo tienen las actividades al aire libre que se pueden practicar en los Pirineos es que dan hambre, ¡mucha hambre! Pero no te preocupes, porque hasta la aldea o el pueblecito más pequeño y recóndito tiene un restaurante o una taberna familiar en el que probar los productos típicos de la zona. Para que te hagas una idea de por dónde empezar, podemos recomendarte pueblos de la comarca del Ripollès como Camprodon, donde triunfan la trumfa, que es una variedad de patata del valle de Camprodon, o los embutidos tradicionales. En la comarca histórica de La Cerdanya, especialmente en la parte leridana, también encontrarás restaurantes en los que se sirven unos platos dignos de la cuenta de cualquier influencer. Asegúrate de pedir un trinxat de la Cerdanya, el guiso típico por excelencia a base de col y patata, o el tiró amb naps, es decir, pato con nabos acompañados de un delicioso sofrito. La comarca del Pallars Sobirà también es una excelente elección para comer bien, pero, como te decimos, que este no sea un factor decisivo para reservar tu apartamento vacacional en los Pirineos: te alojes donde te alojes encontrarás un restaurante de tu agrado.

Información básica

Información útil sobre los Pirineos

¿Sabías que en los Pirineos encontrarás picos que superan los 3000 metros de altitud, como el Aneto, con la friolera de 3404 metros? Queda bastante claro por qué este es uno de los destinos preferidos de los senderistas. Aunque seguro que tú ya eres todo un experto, aprovechamos para darte algunos consejillos, como llevar mapas impresos en papel (no siempre vas a tener cobertura en el móvil), chubasquero para los días de lluvia, y linternas y frontales para los días de visibilidad reducida. Además, recuerda que, por norma general, no está permitido acampar, salvo en los lugares específicamente habilitados para ello. Aunque, con nuestros apartamentos turísticos en los Pirineos, ¿quién quiere dormir al raso?

Dónde alojarme en Pirineos españoles

En 2021 tienes 7238 alquileres vacacionales cerca de Pirineos españoles: desde 1025 casas rurales a 3025 casas. Crea un viaje a medida con familia o amigos. Sin duda, el mejor alojamiento en Pirineos españoles, lo encontrarás en Vrbo.