Para muchos, las vacaciones son sinónimo de piscina. Te puedes pasar el día de arriba para abajo explorando a fondo el destino en el que te encuentres, pero el bañito de antes o después es sagrado. Es comprensible, y es que sería una pena no aprovechar los más de 300 días de sol anuales de los que goza España. ¿Y los 65 días restantes? Pues ningún problema, ya que hay numerosas casas rurales con piscina cubierta o climatizada. Y, si tampoco vas buscando hacer unos largos, pero buscas el relax de estar en remojo, ¿qué tal reservar una casa rural con jacuzzi? Sigue leyendo y encuentra tu inspiración para reservar una casa rural de ensueño.