Playas perfectas para unas vacaciones con niños

Llegan las vacaciones y, con ellas, el eterno debate: ¿dónde vamos este año? Cuando hay peques en casa, una opción que nunca falla es buscar un destino de playa. Por un lado, los tendrás entretenidos jugando en el agua, haciendo castillos de arena y, en definitiva, derrochando energía y, por otro, podrás relajarte en la arena y recargar pilas en estos días de descanso. Nuestro país tiene aproximadamente 8000 kilómetros de costa. ¿Cómo decidir el destino ideal? A continuación, encontrarás los destinos más deseados de nuestra geografía. Además, todos ellos cuentan con playas familiares que os encantarán.

Benidorm, el destino de playa por excelencia

Se la conoce como la Nueva York del Mediterráneo y no es para menos: muchos de sus edificios ponen a prueba las leyes de la física. Pero lo cierto es que Benidorm es un destino tan popular porque aquí hay entretenimiento para todos. No importa lo grande que sea tu familia, en esta ciudad alicantina la diversión está asegurada para grandes y pequeños. Elige un alquiler vacacional, pasea por el casco antiguo con los tuyos, broncéate en sus playas y, al caer la noche, disfrutad del ambientazo que llena sus calles, puesto que Benidorm es entretenimiento en estado puro. ¿Te preguntas qué playas son las mejores para ir con niños? Sigue leyendo y lo descubrirás.

Playa de Levante, la más icónica de Benidorm

La primera imagen que nos viene a la cabeza al hablar de Benidorm es la de esta playa: una franja de arena dorada repleta de bañistas y un perfil urbano lleno de rascacielos a la espalda. Sería un crimen visitar esta ciudad tan popular y no conocer su playa más emblemática, ¿no crees? Al ser tan popular encontrarás todo lo que necesitas: un animado paseo marítimo a pie de playa repleto de bares y restaurantes, equipamiento de seguridad y salvamento para que estéis tranquilos, y varias zonas recreativas para que los niños se lo pasen en grande si se cansan de estar a remojo.

Vacaciones con niños en las playas de Cartagena

En la región de Murcia encontramos Cartagena, una ciudad portuaria emplazada sobre una bahía y a muy poca distancia de la Manga del mar Menor. Si te gusta la playa, seguro que este destino de la Costa Cálida ya había entrado en tu radar, pero, si todavía no lo conoces, te traemos motivos suficientes para que disfrutes de sus playas para ir con niños. Puedes escoger entre las playas semiurbanas en las inmediaciones de esta ciudad costera, como Cala Cortina, o dirigirte a las de la zona de la Manga para descubrir por qué el mar Menor seduce a tantos viajeros año tras año. Vayas donde vayas, no te costará encontrar zonas de pícnic, chiringuitos, restaurantes y parques infantiles. En definitiva, tendréis a vuestra disposición todo lo necesario para que el día de playa se alargue tanto como queráis.

Playas para ir con niños: Fuengirola

Fuengirola es de esas localidades que viven volcadas al mar. Cuenta con el paseo marítimo más largo de todo el país, por lo que te aguardan siete kilómetros para recorrer y explorar. ¡Va a ser imposible aburrirse! Este destino es perfecto para visitar con niños, ya que ofrece un sinfín de playas familiares equipadas con todos los servicios. Se trata de extensos arenales con una anchura media de entre 30 y 60 metros. Las que se encuentran más alejadas del casco urbano son las más tranquilas, pero todas ellas disponen de servicio de socorrismo, zona infantil y algunas incluso cuentan con equipamiento deportivo para que no eches de menos el gimnasio. Las playas de Fuengirola son de aguas tranquilas para que los más pequeños chapoteen a gusto y también cuentan con chiringuitos por si queréis amenizar la jornada con un helado o con una bebida refrescante.

Playas familiares en Gandía

Paragraph: Algo tiene la zona de Levante para conseguir seducir a tantos viajeros. Gandía juega un papel muy importante, eso es innegable, y es que se trata de un destino de la provincia de Valencia muy versátil: es perfecto para quienes no quieren complicarse la vida y buscan la fórmula invencible de sol y playa, y además ofrece rutas de senderismo para disfrutar de la naturaleza, cultura y opciones de entretenimiento. Podrás escoger entre la Playa Nord, la dels Marenys de Rafalcaid, la de Venecia o la de l’Auir. Todas ellas son de carácter familiar y son perfectas para los niños, aunque posiblemente la Nord sea la que ofrezca mayor cantidad de servicios. La playa de Venecia está protegida por el espigón del puerto deportivo, así que sus aguas apenas tienen oleaje.

Vacaciones con niños en las playas de Llanes

¿Quién dijo que en el norte no se puede disfrutar de la playa? En Llanes, además, puedes combinarla con naturaleza y cultura, puesto que su casco antiguo ha sido declarado Conjunto Histórico-Artístico. Pero si lo que más hace decantar la balanza a la hora de decidir destino es la playa, te encantará saber que el término municipal de Llanes cuenta con 56 kilómetros de costa y más de 30 playas, lo que la convierte en el municipio asturiano con mayor número de arenales. Las hay para todos los gustos: urbanas y familiares, como la del Sablón; naturales y poco concurridas, como la de Puertu Secu; protegidas del viento y el oleaje, como la de Poo, o certificadas con la Q de calidad, como la de Toró. Sin duda, es un destino maravilloso para conocer otro tipo de playas. Los más pequeños se quedarán con la boca abierta cuando vean la multitud de curiosas formaciones rocosas que emergen de las aguas del Cantábrico.

Playas familiares en Santa Cruz de Tenerife

Gracias a las temperaturas privilegiadas del archipiélago canario, lo cierto es que islas como Tenerife son el destino perfecto para unas vacaciones de playa incluso en temporada baja. Aunque la capital tinerfeña se encuentra a una hora en coche de playas tan conocidas como Las Américas o Los Cristianos, posee arenales que no tienen nada que envidiar a estos centros turísticos y que convierten esta ciudad en un destino perfecto para disfrutar de unas vacaciones en familia. Probablemente la mejor playa de Santa Cruz sea la de las Teresitas, ya no solo por su ambiente, sino también porque una escollera la protege de corrientes y oleaje. Además, a su alrededor encontrarás todo tipo de servicios y restaurantes para que no tengas que preocuparte de nada. ¡Es la playa perfecta para ir con niños!